José Gómez y Javier Mansergas      

Para buscar los orígenes de la Casa Salesiana de Godelleta hay que remontarse a octubre de 1960 cuando los Salesianos compran la Finca y la Masía a D. Juan Bautista Llopis Ricot. El 12 de Abril de 1961 se produce la erección canónica de la «Casa salesiana Sagrado Corazón de Jesús». El primer curso escolástico se realiza durante los años 1961-62, con novicios y Primer curso de Filosofía, siendo el Director D. José Carbonell. El 13 de Marzo de 1966 se inaugura el nuevo edificio destinado a Estudiantado filosófico. Desde 1961 hasta 1974 funcionará como Estudiantado filosófico y Noviciado. En Agosto de 1974 la casa deja de funcionar como “casa de formación”.

A partir del verano de 1983, deja de haber salesianos estables en la casa, ocupándose de atenderla un salesiano desde alguna comunidad de Valencia.

Será en 1991 cuando D. José Sanz Suescun, encomienda a José Gómez y Javier Mansergas la tarea de buscar una utilidad educativa no formal a las instalaciones existentes. Deciden crear la Escuela de Educación Ambiental Bosco destinada a centros escolares que en estancias de 1 a 5 días de duración profundizarían en el conocimiento y problemática ambiental con objeto de generar actitudes y valores que apuesten por el desarrollo sostenible. D. Jose Luis Roncal sería quien actuaría de referente salesiano en la casa. Durante estos años la actividad principal de la casa era como Escuela Ambiental y como casa de ejercicios espirituales.

A partir del año 2004 D. Ángel Tomás y D. Fernando Ría nombran a José Gómez y Javier Mansergas, director y administrador de la Casa. La Escuela Ambiental se ha convertido en un referente de la Educación Ambiental y se crea la Casa Don Bosco orientada a dar respuesta a las necesidades de una casa de retiro para convivencias, ejercicios espirituales, acciones formativas, congresos, encuentros y residencia para grupos de diversa índole.

Hoy en día la casa está solicitada prácticamente los 365 del año. Mientras la Escuela Ambiental funciona durante el curso escolar habiendo atendido durante estos 27 años a más de 100.000 escolares; la Casa Don Bosco se ha consolidado como un referente para aquellos grupos que buscan una instalación cercana y de calidad. Tandas de ejercicios espirituales de salesianos y de otras congregaciones y grupos, formación de profesores, convivencias juveniles, campus deportivos, campamentos de verano, formación de animadores juveniles, encuentros de corales, de grupos de yoga, etc. Una diversidad que enriquece nuestro proyecto y que mantiene el estilo que los salesianos transmiten en todas sus obras.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies