Paco Jaldo Gómez

Francisco de Paula Jaldo Gómez, (Granada, junio 1984), conocido por todos como Paco Jaldo, salesiano de la Comunidad Propuesta Sevilla Bartolomé Blanco, es el salesiano que más casas visita durante la semana tras su paso por Morón, Alcalá y Carmona, en sus tareas como profesor, y Bartolomé Blanco, Sevilla-Trinidad, Sevilla-Colegio Mayor o la Sede Inspectorial, en su tarea Pastoral. Kilómetros a sus espaldas y felicidad contagiada allá por donde pasa.

Edad: 34 años.

Un número: el 24

Una ciudad: Granada, mi ciudad natal.

Una canción: Siendo uno mismo, de Manuel Carrasco.

Un libro: Sabiduría de un Pobre. Sobre Francisco de Asís

Una película: Cadena Perpetua 

¿Qué personaje de serie te gustaría ser?: Águila roja 

Aficionada a: Pasar ratos con la gente

Comida favorita: ¡Uff! Una tortilla de patatas con una ensalada de pimientos 

Algo que no te quitas nunca: La alianza de mi padre que me dio mi madre el día de mi ordenación sacerdotal. Me recuerda que el amor lo puede todo.

Una cualidad: Me resulta fácil querer a la gente.

Un recuerdo de verano salesiano: Las eucaristías en el hemiciclo de CampoBosco (Córdoba)

La verdadera amistad: La amistades que no dejan de existir a pesar de los kilómetros de distancia y las pocas ocasiones que tengo para cuidarlas. Me siento muy afortunado de las amistades de esa clase que tengo repartida por muchos lugares de España.

El amor más puro: El de mi madre… ella siempre está. 

La mejor experiencia en clave salesiana: Ver cómo Dios actúa a través de mí a pesar de mi torpeza.

Es posible renunciar a todo por: Sí… aunque es complicado y difícil.

Si volvieras atrás: Seria de nuevo SALESIANO.

Un lema: ¡Amar siempre amar! Aunque pueda parecer imposible 

Algo que cambiarías del mundo: Las veces que creemos que el Evangelio es una utopía y no un camino de verdad de seguimiento.

María Auxiliadora: Ella lo ha hecho todo.

La vocación en pocas palabras: Ser instrumentos del amor de Dios… vivir la vida en clave de agradecimiento.

Un deseo: Que la personas se sientan amadas por Dios.

Un pasaje de la vida de Don Bosco: El momento de esa Eucaristía en la que la pasa llorando y al concluir exclama aquello de ya lo entendí… Ella lo ha hecho todo.

Un mensaje dirigido a los jóvenes: No lo olvides, Dios te necesita… pero sobre todo siempre, siempre, siempre te ama y te quiere.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies